Junio

Las estrellas se reflejaban en aquel espejo marino mientras en otras aguas la temperatura era más alta que fuera de ellas. Incredulidad, agradecimiento y magnetismo fueron algunos de los invitados a la cita sin agendar. Poco espacio entre dos siluetas y timbales siendo golpeados seguidamente con intensidad se mantuvieron omnipresentes. Y después de juegos literarios,…

Juntos

El entusiasmo y las ansias innegables al pedir y escribir pros y contras. Las tareas. Decidir(nos). Lograrlo. Acostarnos y ver aquellos encuentros que no toque cubrir. Cumplir nuestra norma diariamente. Oír(nos) hasta los sonidos más indeseados. Un espacio para dos. El sueño cumplido. Me estremezco al saber que estarás a mi lado.

Le sixième répertoire

Atravesaste la compuerta y diez unidades más se evidenciaron cuando te vi. Tus ojos buscaron primero hacia tu derecha, pero no te llamé, solo te miré y esperé a que me consiguieras. Tres segundos después, lo hiciste. Detenido, mientras otros también llegaban de su viaje, una expresión que combinaba felicidad e incredulidad se adueñó de…

El (re)encuentro

¡Finalmente! Aquí te estoy esperando, para recibirte cuando bajes del cielo en la puerta en la que desembarcará tu vuelo.

Madrugadas

Sería sólo retórica si me atrevo a preguntarte si recuerdas nuestras primeras conversaciones. Por más que tuviéramos que levantarnos temprano, la maravilla de entender cada recurso literario que usaba el otro era una adicción que podía más que la somnolencia, la que más de una vez se transformaría en insomnio. Nos hundíamos en temas infinitos…

Te siento

Llamarnos cada día Soñar exactamente con la misma pintura Transformar la improvisada manera en la que intercambiamos corazones por la conciencia plena de manterlos allí Amarnos Desvariar al contar cada segundo cuántos faltan para sentirnos Celebrar que somos los mejores amantes de la historia Pensarnos en cada respiro Sobreponer lo que es importante Combinar amor,…

Reiteración

¿Recuerdas cuando soñaste con la arena, blanco, negro y rojo? Ah, y con la bebida que me enseñarás a preparar, por supuesto. Tu rostro al contarme era una obra de Miguel Ángel. “Hasta en estos momentos, te sueño”, escucharon aquellas paredes naranjas que solían rodearte mientras mi seriedad se convertía en mueca por la sonrisa…

30 días

Ya no son los que han pasado sin verte. Ahora son los oficiales de la cuenta regresiva. Me dijiste que hoy te emocionarías (aunque ambos lo estamos desde que lo decidimos) y por eso hoy te acompaño con un brinquito.

Cosas de Valentín

El primero después de conocernos realmente fue sólo un guiño con nuestra montaña de protagonista, una imagen graciosa con un racimo de cambures. Ese fue mi regalo de amistad. El anterior fue sólo el resultado de una coincidencia al decidir prepararnos aquellas hamburguesas en compañía del otro par (eso lo repetiremos millones de veces). Hoy…